Ratas y ratones     rata huye gato

Las ratas y ratones viven en los escondrijos más insalubres y por sus pulgas e incontinencia urinaria (con la que marcan su camino para orientarse en la oscuridad), transmiten innumerables enfermedades: peste, rabia, hepatitis, cólera, tuberculosis, salmonelosis… Al tiempo, se reproducen con una rapidez asombrosa: cada hembra puede tener unas 50 crías al año.

Un conocimiento profesional de los hábitos de los roedores es esencial para erradicar el problema. Un ejemplo: cualquier veneno tocado por una mano humana es evitado por la rata, gracias a su increíblemente desarrollado olfato.
Otro ejemplo: cualquiera de nuestros profesionales, será capaz de detectar si hay roedores inspeccionando el lugar: sabrá reconocer sus pelos (que a veces pasan por polvo), sus excrementos (diferenciando si son de ratón, rata o gato pequeño, por ej., o restos de tierra, como parece cuando llevan un tiempo), su olor característico o los pequeños destrozos que provocan (cables pelados, agujeros, "humedades").
 
Nuestro procedimiento siempre ha querido combinar eficacia, ecología y el menor daño físico posible al animal. Por ello, nos negamos desde un principio a utilizar trampas de pegamento, que aunque baratas (por eso son muy usadas) son poco eficaces y además producen un gran sufrimiento al animal (mueren ahí pegados, a veces incluso se intentan automutilar para escapar, pero solo consiguen pegarse más aun). Tampoco usamos las típicas trampas en plan cepos, porque además de crueles (a menudo producen terribles daños al roedor sin matarlo), son muy poco eficaces (muchos han aprendido a evitarlas).

¿Qué hacemos entonces? Una combinación eficiente de rodenticidas que logra acabar rápidamente con la plaga, produciendo un ataque al corazón al roedor, el método más eficaz y menos cruel. Estos productos se introducirán en dispensadores de seguridad alojados en lugares estratégicos, con entradas solo aptas para roedores, evitando así cualquier posibilidad de contacto de niños o mascotas. Los roedores se aclimatan a cualquier territorio y desarrollan con el tiempo inmunidad a los diferentes venenos. Nosotros le aplicaremos solo los de última generación, que son además más ecológicos y menos peligrosos para humanos y mascotas. Uniendo eso a los dispensadores de seguridad, minimizamos cualquier riesgo. También, con un pequeño coste extra, podemos utilizar trampas de captura que no hacen daño alguno al roedor, sin veneno alguno, y luego retirarlo ileso dentro de la trampa.

Nuestra acción se basará, igualmente, en evitar que se reproduzca o reintroduzca la plaga. Le ofreceremos instrucciones precisas de qué cambios realizar en nuestras costumbres, así como en el edificio, hogar o local. Suelen ser instrucciones de pequeño bricolaje casero, barato y rápido, pero muy eficaz.

Vea Nuestros Precios

Para roedores, los precios son muy variables según el tamaño de la vivienda, el grado de infestación, la complicación de la apliación, el número de portacebos y/o trampas de captura que se deben utilizar, el número de visitas a realizar, si luego hay que volver a pasarse a retirar cadáveres o trampas de captura... Para más información, llámenos. Puede costar desde 60 a 80, para aplicaciones muy sencillas, o más si se complica.