Paciente acribillado por ratas en un hospital 

Estremecedora noticia la que nos llega desde el Reino Unido, y que una vez más nos recuerda la importancia de no olvidar la problemática de las plagas, de actuar con la mayor celeridad al menor indicio y de en lugares sensibles como éste,  monitorizar continuamente y actuar preventivamente.

Las enfermeras solo se dieron cuenta de lo que estaba pasando cuando Jason Ketley salió al pasillo del hospital con una rata colgada del cuello. Este paciente de 42 años, que sufre un trastorno bipolar y tiene una edad mental de 2 años, estaba en su camamordeduras rata del St. Epsom General Hospital, de Surrey (Londres, Inglaterra) cuando un roedor empezó a morderle por el hombro y luego en el cuello. El chico salió al pasillo con una docena de heridas y el personal médico pudo atrapar a la rata y matarla. 

Su madre, Patricia Boardman, solo se enteró del escabroso incidente cuando llamó ella misma al hospital para preguntar qué tal estaba su hijo. "Algo terrible ha ocurrido", le dijeron. En una segunda llamada, el hospital se empeñó en que el animal era un ratón de campo, no una rata. "Pero en cuanto vi las heridas, supe que tenía que ser una rata", aclara ahora la madre. "Eran profundas y estaban por todo el hombro de mi hijo. No me puedo creer que semejante bicho estuviera en el hospital. Es absolutamente desagradable. Estaba muy sedado cuando ocurrió, así que solo Dios sabe cuánto tiempo estuvo mordisqueándole. Debe haber ocurrido en su cama".

Jason, que necesita pasar gran parte de sus días ingresado en hospitales residenciales, había sido sedado para recibir vacunas contra el tétano, difteria y polio. Su madre todavía no da crédito a lo ocurrido. "Estaba completamente indefenso y alguien debería haber estado vigilándole porque tiene dificultades para comunicarse y lo pasa mal cuando hay mucho silencio. Si yo mantuviera a mi hijo en las mismas condiciones que ellos, los servicios sociales no tardarían ni un día en meterme en la cárcel. No he podido dormir bien desde que ocurrió y lo peor es que no sé cómo ha afectado a Jason porque no puede decírmelo".

De momento, Patricia está preparando acciones legales para ir contra el centro en un futuro. Está buscando otro hospital al que confiarles el cuidado de Jason, ha presentado una queja formal (a la que todavía no han respondido) y se plantea demandarles. No deja de ofenderle que intenten hacerle creer que fue un ratón de campo y no una rata. Los ratones de campo son herbívoros, muy difíciles de ver hoy en día y generalmente solo miden unos centímetros. Nada que ver con lo que se le dijo a Patricia: "El personal del hospital me dijo que era un roedor grande y que tenía una cola larga. Si eso no es una rata, que baje Dios y lo vea".

Desde el hospital explican que el incidente ha sido "totalmente sorprendente", en palabras de la directora de enfermería, Jo Youg, que ha afirmado se toman las preocupaciones de la familia "extremadamente en serio". Y remacha: "Nos consta que se vio un ratón por aquí en esas fechas y que se alertó al exterminador inmediatamente, pero no podemos ofrecer una respuesta completa a todo lo que nos han preguntado hasta que no hayamos terminado nuestra propia investigación".

Por el conocimiento que en Cucablast tenemos del compartamiento de los roedores, podemos afirmar que en condiciones normales este tipo de ataques de ratas a personas no son nada habituales. Casi con total seguridad, este individuo sufría de algún tipo de alteración de la conducta,  seguramente provocada por la rabia. La rabia es una enfermedad aguda infecciosa viral del sistema nervioso central, ocasionada por un "rhabdovirus" que causa encefalitis aguda. Entre sus síntomas más habituales encontramos la hiperactividad, ansiedad, depresión, delirio, sentimientos de violencia, ganas de atacar, parálisis, espasmos faríngeos y finalmente un coma irreversible previo a la muerte. El virus de la rabia se encuentra difundido en todo el planeta y ataca a los mamíferos domésticos y salvajes, incluyendo al hombre. Se encuentra en la saliva y en las secreciones de los animales infectados y se inocula al hombre cuando éstos lo atacan.

Fuentes: propias, Daily Mail y Wikipedia

La araña que se 'autocastra' para procrear

¡Menudas estrategias de adaptación nos descubren los insectos! Pero cuidado, desde Cucablast les advertimos de que no todas son adaptables al género humano... ¿O sí?

Un equipo de científicos chinos y eslovenos ha descubierto que los machos de una especie de arácnido, la 'Nephilengys malabarensi' se rompen su órgano sexual mientras copulan con las hembras con el fin de continuar dejando sus espermatozoides dentro de ella incluso después que de que han separado. De este 'doloroso' modo, aumentan sus posibilidades de dejar descendencia.
Araña eunuco
Los biólogos reconocen en el artículo, publicado en la revista 'Biology Letters', que hasta ahora no se había encontrado una explicación a un fenómeno que deja estériles a los machos, lo que parece que limita sus posibilidades de reproducción. Sin embargo, la rotura de la punta del palpo (que es el equivalente al pene en las arañas macho) es frecuente entre los arácnidos.

La ventaja fundamental que se atribuía a este hecho, según recuerda el trabajo que dirige Diaquin Li (Universidad de Singapur), es que esa parte del palpo 'tapona' el órgano sexual de la hembra, impidiéndo que ésta se aparee con otros. Pero para ello no es necesario la castración total.
Otras hipótesis apuntaban que este comportamiento, bautizado como "fenómeno del eunuco", hace a los machos más agresivos y ágiles, lo que también les proporcionaría ventaja frente a sus competidores.

El equipo de Li decidió comprobar si, además, el órgano mutilado continuaba transfiriendo su esperma a la hembra, aunque el macho se hubiera separado, para lo cual contaron los espermatozoides con un microscopio en 25 ejemplares de 'Nephilengys malabarensi'. Y el resultado confirmó su hipótesis: en el 12% de los casos el macho se 'automutilaba' el órgano y cuanto más tiempo permanecía éste dentro de la hembra, más espermatozoides dejaba.
Al final, en torno al 70% del esperma se introducía después de la rotura e incluso mejoraba la velocidad a la que lo hacía.

Los autores defienden en su trabajo que esta 'castración voluntaria' es la respuesta evolutiva al canibalismo de la hembra tras el acto sexual y al deseo de las hembras de tener el control sobre lo que dura el coito.


Las cucarachas... ¿una fuente de antibióticos de última generación?

Damos fe de que la mayoría de la gente las odia y considera repulsivas. Pero pese a la mala fama de las cucarachas, estos insectos podrían ser beneficiosos para la salud. ¡No, no dejen de llamarnos ni propicien que se les multipliquen en casa! Les explico: según unos científicos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), los cerebros de las cucarachas tienen hasta nueve moléculas capaces de hacer frente y de matar a bacterias como el 'Staphilococcus aureus'.
comic cucarachas
Los investigadores, que han presentado sus hallazgos en la reunión de la Sociedad General de Microbiología, que se está celebrando en Nottingham, señalan que los tejidos del cerebro y el sistema nervioso de estos insectos son capaces de matar a más del 90% de las cepas más resistentes del 'Stapohilococcus' (MRSA) o la 'E. Coli' sin dañar las células humanas.

"En estos momentos estamos estudiando en el laboratorio las propiedades antibacterianas de estas moléculas y esperamos que puedan servir para desarrollar nuevos antibióticos eficaces contra estos patógenos", explicó Simon Lee, uno de los autores del trabajo, según recoge la BBC. "Si logramos desarrollar nuevos fármacos, serían más eficaces y, además, con menos efectos secundarios", añadió.

El secreto de esta defensa natural ante las bacterias que presentan las cucarachas y las langostas es fácil de adivinar. Los científicos argumentan que se trata de insectos que "viven a menudo en ambientes poco higiénicos e insalubres, donde se encuentran con muchos tipos de bacterias. Para sobrevivir no les ha quedado más remedio que desarrollar estrategias para protegerse de estos microorganismos".

No obstante, se trata sólo de un primer paso, muy preliminar. Si se logra aislar el compuesto de los tejidos de los insectos, aún tardarán muchos años en desarollar un fármaco seguro y eficaz que pueda comercializarse, reconocen los autores.


Las cucarachas... ¡viven en democracia!

Os dejamos aquí un interesante estudio que ha puesto de manifiesto que las cucarachas cooperan de manera espontánea para formar comunidades que les permitan ciertos beneficios, tales como mayores posibilidades de reproducción o de consecución de alimentos. El mecanismo de comportamiento del grupo se sostiene a través de una comunicación química, visual y táctil (por las antenas), y carece por completo de la necesidad de un líder. Esta “democracia entre insectos” podría explicar los comportamientos espontáneos de multitud de especies animales, cuyas decisiones estarían cargadas de sentido si se tiene en cuenta que existe entre los miembros de cada grupo un lenguaje y una inteligencia subyacentes.

Las cucarachas practican un modo de convivencia inteligente, muy parecida a lo que los humanos conocemos como “democracia”: cada uno de los insectos del grupo tienen una importancia similar, y las consultas generales preceden siempre a las decisiones que afectarán a toda la comunidad, indica un estudio de la Universidad Libre de Bruselas, publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio fue realizado para conocer cómo afectan las decisiones colectivas en determinadas comunidades de insectos, cuando se debe elegir entre varias alternativas posibles. ¿Cuándo y cómo inducen los individuos que componen un grupo a una decisión colectiva determinada? Esta investigación ha demostrado que las elecciones pueden surgir a través de una interacción no-lineal y dinámica entre individuos iguales, sin necesidad de que haya un líder concreto.

El estudio ha puesto de relieve que las decisiones de las cucarachas siguen un patrón predecible que podría explicar la dinámica funcional del grupo, así como la de otras comunidades de insectos y animales, como las hormigas, las arañas, los peces e incluso las vacas.

Comunicación a través de las antenas

Las cucarachas son animales silenciosos, por lo que su comunicación a la hora de decidir radica en señales. Este mecanismo confiere la obtención máxima de beneficios para cada uno de los miembros del grupo. De hecho, el estudio ha sacado a la luz la existencia de un proceso de toma de decisiones colectivo.

Carentes de cualquier tipo de vocalización, las cucarachas se comunican a través de señales táctiles y químicas, así como a través de la visión. Cuando se encuentran dos individuos, éstos se reconocen si forman parte de la misma colonia, gracias a sus antenas y su olor, puesto que poseen órganos olfatorios muy sensibles.

El director de la investigación, José Halloy, un científico del Departamento de Ecología Social de la Free University de Bruselas, estudió el comportamiento de un grupo de cucarachas metidas en un recinto en el que había tres posibles refugios. La investigación pretendía conocer cómo se dividían las cucarachas entre estas tres posibilidades.

Después de muchas consultas, probando con sus antenas, las cucarachas se dividieron perfectamente. Cada uno de los refugios tenía capacidad para 40 insectos, y en total el experimento se hizo con 50 cucarachas: en el primer refugio se colocaron 25, en el segundo otras 25, y el tercero se dejó vacío.

Cuando los científicos alteraron los refugios, e hicieron que éstos tuvieran capacidad para albergar a 50 insectos, las cucarachas del segundo refugio se “mudaron” al primero, dejando vacío también el segundo.

Cooperación y competencia

Por lo tanto, Halloy y sus colegas descubrieron que existe un equilibrio entre cooperación y competencia por los recursos existentes en estas colonias de insectos. Las cucarachas se benefician de la vida en comunidad, porque ésta aumenta sus posibilidades de reproducción o sus posibilidades de obtención de comida, entre otras ventajas. Por eso, deciden aumentar la cantidad de miembros de su grupo si es posible.

De este hallazgo se deriva que pueda existir el mismo mecanismo de comportamiento en otros grupos de animales: peces e insectos son capaces de dividirse en subgrupos sin que haya necesidad de que un líder los organice.

La investigación es importante porque describe los mecanismos subyacentes en la toma de decisiones del mundo animal, y cómo éstos aprovechan los recursos por medio de un tipo de comunicación determinada. Para las cucarachas, resulta natural cooperar unas con otras, puesto que espontáneamente saben situarse unas junto a otras para sacar el máximo provecho a su convivencia.

Las cucarachas aparecieron hace unos 400 millones de años, sobrevivieron a la extinción de los dinosaurios y a las bombas atómicas de Hiroshima y Nagashaki durante la segunda guerra mundial. Se calcula que sobre el planeta hay 3.500 especies de cucarachas.


Curiosidades sobre insectos

- El órgano sexual de una araña macho está en el extremo de una de sus patas.

- En la tierra existen más especies de polillas que de ninguna otra especie (250.000 especies)

- Un grillo puede saltar obstáculos de 500 veces su altura (82,5 cm en total) que es como si un humano de 170 centímetros saltase a una altura de 850 metros, suficiente como para saltar un edificio que doblase en altura al Empire State.

-Una hormiga puede levantar algo que pese cincuenta veces su propio peso (por ejemplo, un abejorro)

- Los mosquitos se sienten más atraídos por la gente de sangre azul (personas que tienen más hemoglobina de la corriente).

- Las abejas tienen 3 ojos arriba de la cabeza y dos en el frente

- La hormiga tiene el cerebro proporcionalmente más grande que cualquier otro insecto.

- El zancudo macho suele vivir entre 8 y 9 días y no se alejan más de 300 metros de su lugar de nacimiento. Pueden batir sus alas a más de 16 veces por segundo.

- Las hormigas, cuando mueren intoxicadas, siempre caen hacia la derecha.

- Algunas moscas no sobrepasan el día de vida.

- Las hormigas se comunican por medio del olfato, lo que explica que a veces las veamos 'juntando sus cabezas'

- El gusano de seda huele a las hembras de su especie estando a once kilómetros

- Las hormigas tienen cinco narices

- Una especie de gusano de Tasmania puede llegar a medir 180 centímetros.

- El caracol se aparea una vez en su vida solamente, pero el coito dura doce horas.

- De las 1500 especies de escorpiones que existen, 20 pueden matar a un hombre.

- Cuando una hormiga siente que debe morir se aleja mucho del hormiguero para que le pase
algo (un pájaro se la coma, un humano la pise...)

- En un colchón de 9 ó 10 años, hay millones y millones de ácaros defecando, comiendo y reproduciéndose.

- Con una concentración mayor de oxígeno, los insectos aumentarían su tamaño tanto que llegarían a ser tan grandes como un humano (esto ya pasó una vez, afortunadamente mucho antes de nuestra existencia).

Curiosidades sobre cucarachas

- Las cucarachas pueden sobrevivir a la disección quirúrgica estéril de la cabeza durante un periodo muy largo, especialmente si últimamente se ha alimentado, pero naturalmente son incapaces de alimentarse y mueren al cabo de unas pocas semanas por inanición.

- Al contrario que la mayoría de los insectos, una cucaracha puede vivir de 4 a 6 años.

- Son capaces de soportar dosis de radiactividad, de 6 a 15 veces superiores a las de los seres humanos, incluso sobrevivieron tras las explosiones nucleares de Hiroshima y Nagasaki en la 2º Guerra Mundial. Sin embargo, sucumben con facilidad ante el calor excesivo ya que carecen de mecanismo regulador de temperatura.
 
- Una cucaracha es capaz de sobrevivir durante más de un mes sin agua. En caso de necesidad, puede absorber la humedad ambiental a través de su cuerpo.

- Las cucarachas han cambiado muy poco desde su aparición en el Carbonífero, hace unos 300 millones de años.

- Prefieren alimentos con gran contenido en almidón, grasas y azúcares, y pueden comer desde cuero hasta pegamento.

- Desarrollan su actividad durante la noche y pasan el 75% de su vida en una grieta, junta, o pequeña cavidad. Son prácticamente ciegas, utilizando sus antenas en contacto continuo con las superficies para detectar vibraciones, cambios de temperatura y humedad, etc.

- Las especies más comunes en España, llevan consigo los huevos a cuestas en una especie de paquete. Así, no hay manera de eliminarlas fumigando sus nidos, porque simplemente irán más lejos con sus crías (tuberías, lugares inaccesibles para personas, etc) y allí cada cucaracha criará cientos de crías. Con nuestro método, obligamos a la cucaracha a salir de su escondrijo, ir al veneno, para luego morir ella y todas las de su nido.

- Sus excrementos, así como partes de su cuerpo, pueden contener un elevado número de alérgenos que en personas sensibles pueden provocar urticarias, estornudos o lagrimeo severo. Se las considera uno de los principales vectores de transmisión de enfermedades en el ser humano a través de la contaminación de alimentos y de utensilios de cocina por simple contacto. También producen secreciones olorosas que llegan a afectar al sabor de la comida.

- La mayoría de las veces las cucarachas mueren boca arriba, debido a que el rigor mortis hace que se contraigan sus patas, de forma que se desequilibran y finalmente vuelcan; o debido a espasmos causados por insecticidas. También es una postura que suelen adoptar como mecanismo de defensa, simulando su muerte para escapar a algún peligro que las aceche.