Control No Agresivo de Aves   

La paloma es sin duda la mayor plaga de aves que sufrimos cotidianamente. Estas aves de más medio kilo pueden vivir casi 30 años y reproducirse con una extraordinaria rapidez, por lo que un pequeño número de ellas puede convertirse en una verdadera plaga a medio plazo.

La paloma puede causar una multitud de enfermedades: asmas, alergias, salmonelosis, gripes, fiebres, toxoplasmosis, dermatitis varias… Además son portadoras de gran cantidad de parásitos: piojillos, chinches, sarnilla, moscas, pulgas o garrapatas solo son algunos. Es por estos contagios y parásitos por lo que cada vez más se las empieza a considerar “ratas del aire”.

Por otra parte, conllevan problemas estéticos y de habitabilidad evidentes. La acumulación de sus desechos afea y corroe edificios, monumentos, plazas y jardines; obturan desagües, manchan y deterioran la pintura del coche, provocan cortocircuitos, contaminan el agua potable…

En Cucablast tenemos acceso a productos y técnicas para controlar la plaga y alejarla de donde usted no desea verla de manera NO AGRESIVA. Usando una variedad de estrategias según cada caso concreto (pinchos para evitar su posado, redes que impiden su paso a huecos o patios, repelentes químicos, sensores de movimiento para jardines, etc). Así lograremos nuestro objetivo, librarnos de las palomas y sus múltiples inconvenientes, sin producirla el más mínimo daño.

Otras plagas habituales, con sus problemáticas y técnicas de control concretas, son las gaviotas, cotorras, golondrinas, gorriones o estorninos. Con cada especie hay que utilizar técnicas diferentes. En todo caso, nosotros solo emplearemos aquellas no agresivas hacia el ave. Llámenos para explicarnos sus necesidades concretas y nosotros le asesoraremos.